revistabigbang1

21 junio 2006

AVE EN TOLEDO


El tren de Alta Velocidad que une Madrid y Toledo recorrió sus primeros 70 kilómetros en 30 minutos y con pasajeros de excepción. El AVE salió a las 09.40 de la estación de Atocha, del día 15 de noviembre de 2005, con el Presidente del Gobierno, los Ministros de Fomento y Defensa, y la Presidenta de la Comunidad Madrid a bordo y llegó a su destino a las 10.10, con cinco minutos de adelanto.

En la inauguración han estado presentes, además de Don José Luís Rodríguez Zapatero, Doña Magdalena Álvarez, Do José Bono y Doña Esperanza Aguirre, el Presidente de Castilla-La Mancha, Don José María Barreda; el alcalde de Toledo, Don José Manuel Molina, y la Consejera castellano-manchega de Obras Públicas, Doña María Encina Álvarez.

La puesta en servicio de este corredor se produce más de dos años después de la puesta en marcha del AVE Madrid-Zaragoza-Lleida en octubre de 2003. El primer AVE español, el Madrid-Sevilla, se inauguró en 1992.

El AVE a Toledo es respetuoso con el medio ambiente por. Ligereza y menor consumo energético, ahorro de emisiones de gases, wc químico sin emisiones a la vía. Incorpora las más modernas tecnologías en seguridad, control y comunicaciones (tren-tierra digital). El material de la serie 104 constituye el nuevo parque de alta velocidad utilizado en el servicio ofertado actualmente por RENFE como producto de AV Media Distancia. Durante los nueve primeros meses del año 2005 ha sido utilizado por 1.366.170 viajeros, con un incremento del 26,5% respecto al mismo período de 2004. la puntualidad obtenida ha sido del 99,5%.
Bono de 30 viajes a 136 euros
Los ciudadanos podrán utilizar el AVE Madrid-Toledo eligiendo entre diez frecuencias diarias (ocho durante los fines de semana). El servicio comenzará a las 6.50 horas cuando partirá un tren desde la estación de Madrid-Atocha y otro de la de Toledo. La última relación saldrá desde la capital a las 21.50 horas y desde la capital manchega a las 21.20 horas.
Los precios son de 8 euros para el billete sencillo; 12,8 euros para el de ida y vuelta en el mismo día y 14,4 si es en distinta jornada. Renfe comenzó el pasado jueves, día 10, a comercializar los billetes para este nuevo servicio de AVE.

Las tarifas de Renfe incluyen varios bonos que reducen el precio del billete simple. Así, los 40 viajes, necesarios para cubrir un mes, salen al mercado a un precio de 158 euros (3,95 euros viaje). Asimismo, la compañía comercializará bonos de 10, 20 y 30 viajes a un precio de 68,10, 114 y 136 euros, respectivamente.

Respecto a las prestaciones a bordo, el nuevo tren de alta velocidad denominado serie 104, ofrece 237 plazas de clase única, una de las cuales está adaptada a personas con movilidad reducida y consta de servicio de ayuda en tierra. Asimismo, los trenes ofrecen servicio de cafetería situado en coche 1, teléfono público situado en coche 1, aseo para bebés situado en coche 2, aseo para personas con movilidad reducida situado en coche 1, 50% de los asientos orientables a la marcha. Todo el tren es no fumador.
La compañía que preside Don José Salgueiro incluirá el AVE a Toledo en el denominado compromiso de puntualidad que tiene con los clientes de este tipo de servicios, en virtud del que devuelve el importe del billete en caso de que un tren llegue a su destino con una demora superior a cinco minutos.
El nuevo AVE tiene 74 kilómetros de línea de ancho europeo de los que, no obstante, sólo 20 kilómetros son de nueva construcción, dado que los 54 kilómetros restantes corresponden al AVE a Sevilla. La nueva línea será explotada con trenes lanzaderas adquiridos al consorcio integrado por CAF y Alstom, algunas de las cuales ya se emplean en el servicio de lanzadera Madrid-Ciudad Real-Puertollano y Córdoba-Sevilla.

Los horarios que la operadora pública ha establecido para la línea contienen 10 frecuencias diarias (por cada sentido), con un tiempo de recorrido de 35 minutos, o lo que es lo mismo, una velocidad comercial de 120 Km/h, que se reducirán a poco más de 20 minutos en el futuro, cuando terminen las obras de un by-pass que se va a construir para conectar directamente entre sí las líneas de alta velocidad de Barcelona y Sevilla.

El nuevo ramal parte del término de Alameda de la Sagra, ya en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Allí la vía doble se convierte en cuádruple, y los trenes con dirección a Toledo y al Sur circulan por carriles independientes pero paralelos durante cuatro kilómetros. Después la vía de Toledo cruza la de Sevilla mediante un paso elevado (que en el argot ferroviario se conoce como salto de carnero superior), y se dirige después a Villaseca de la Sagra y Mocejón.

El Tajo, único obstáculo

El coste total de construcción de esta infraestructura asciende a unos 175 millones de euros, de los cuales 33’8 millones de euros para el tramo Alameda de la Sagra-Mocejón, que fue adjudicado a la unión temporal de empresas integrada por Dragados Obras y Proyectos y Tecsa, otros 39 millones para el tramo entre Mocejón y Toledo, que ha sido construido por Necso Entrecanales y Cubiertas y el resto para la electrificación y adaptado de la estación de Toledo. El trazado no cuenta con ningún túnel, y sólo tiene un viaducto, sobre el río Tajo, con 1.602 metros de longitud.

Para asegurar la fluidez del tráfico y la seguridad en la circulación de los trenes, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (antes GIF) ha obligado a la instalación de varios sistemas de señalización que se superponen unos sobre otros, así como la vía en placa que reduce costes de mantenimiento y conserva los parámetros geométricos. Esta vía ofrece mayores garantías frente a los descarrilamientos, ya que su especial configuración reduce la formación de defectos transversales, lo que se traduce en una mayor estabilidad del tren, y es más robusta, lo que hace que sea más sólida desde el punto de vista estructural.

Así, las unidades de alta velocidad pueden circular al amparo del sistema Ertms en su nivel más básico (que usa tecnología Gsm-R y cuya activación está aún pendiente en la línea a Lleida), además del ya veterano LZB (originario de Alemania, y usado en la línea Madrid-Sevilla) y del Asfa, el usado por Renfe en la mayor parte de su red convencional. El control del tráfico se realizará desde la estación de Puerta de Atocha, como ocurre en la actualidad con todos los trenes que se dirigen desde ella hacia el sur de España.
Los primeros trenes regionales de alta velocidad

Para conectar la capital con la ciudad manchega, Renfe va a utilizar las unidades más modernas de su parque, la serie 104, construidas por la francesa Alstom junto con la española CAF, y que por sus características son ideales para conectar a alta velocidad ciudades con distancias medias.

Estos trenes, en servicio desde mediados de 2005, son capaces de alcanzar los 270 Km/h sobre vías de ancho internacional, y tienen capacidad para 238 personas. Renfe las venía utilizando ya para sustituir a la serie 100 (los AVE que entraron en servicio en 1992) en los trayectos de lanzaderas, como Madrid-Ciudad Real o Córdoba-Sevilla, lo que le ha permitido aumentar el número de plazas entre Madrid y la capital andaluza.

Información de interés

* Los billetes se pueden comprar con sesenta días de antelación a la fecha del viaje en puntos de venta RENFE y en agencias de viaje. La venta de billetes finalizará cinco minutos antes de la salida del tren.
* Cuando adquieras tu billete comprueba que los datos referentes a tu viaje se ajustan a lo que has pedido.
* Cuando tengas que cambiar o anular un billete obtenido con tarjeta de crédito recuerda que deberás presentarla junto al billete en el punto de venta.
* El control de acceso al tren permanecerá abierto hasta dos minutos antes de la salida del tren.
* Si desean contratar un tren especial o un viaje en grupo de más de 25 personas, consulta con el departamento de ventas llamando al 915-066-088.